CUERNO DE LUZ (CUERNO DE RINOCERONTE nº 2) por CALIXTO LÓPEZ

CUERNO DE LUZ (CUERNO DE RINOCERONTE nº 2) por CALIXTO LÓPEZ

Titulo del libro: CUERNO DE LUZ (CUERNO DE RINOCERONTE nº 2)

Autor: CALIXTO LÓPEZ

Número de páginas: 213 páginas

Fecha de lanzamiento: October 22, 2016

Editor: CALIXTO LÓPEZ HERNÁNDEZ

Obtenga el libro de CUERNO DE LUZ (CUERNO DE RINOCERONTE nº 2) de CALIXTO LÓPEZ en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

CALIXTO LÓPEZ con CUERNO DE LUZ (CUERNO DE RINOCERONTE nº 2)

CUERNO DE LUZ



PRÓLOGO



Un rinoceronte cuyos cuernos emiten luz llega exhausto, al borde de la muerte por causas desconocidas, a una aldea de bosquimanos perdida en las intrincadas regiones de Cuando Cubango, en el África Austral. En torno a este suceso se desarrolla una complicada trama en que están envueltos diversos personajes relacionados con la novela anterior del mismo autor “Cuerno de Rinoceronte”.

Lo enigmático del suceso y la posibilidad de que el mismo este relacionado con las anomalías genéticas sufridas por otros rinocerontes en la región exige la investigación del suceso, aunque esta vez nuestros protagonistas tendrán que vérselas con grupos peligrosos vinculados con uno de los sectores más poderosos de la industria y de los gobiernos, el del uranio, relacionado con la energía nuclear y lo aun más preocupante el ultrasecreto y estratégico mundo de las armas nucleares y el contrabando de uranio.

Así es que Dionisio Torres, cubano de nacimiento, trotamundos por tres continentes y galán o Don Juan de segunda mano, con sus más de sesenta años y convaleciente aun de fiebres palúdicas, abandona su aldea de acogida en los confines de la Galicia rural bajo los cuidados de su amor otoñal, Inmaculada de la Concepción y se ve obligado a partir de nuevo hacia África acompañado de la joven y hermosa Mei-Yin y de dos formidables máquinas de guerra con forma y naturaleza humana: el gigante Xiong y la especialista en artes marciales Bai-Lin, que conforman un pintoresco grupo cuya presencia es acogida con preocupación y recelo por las autoridades africanas.

Pero antes de partir, Dionisio Torres aún convaleciente de la malaria, ha tenido que dejar arreglado asuntos muy serios y complejos en los aspectos éticos y morales relacionados con él y con su casi beata compañera, en el que se vio obligado a plantar cara a las poderosas autoridades locales en un medio rural decadente y abandonado en el tiempo y el espacio, donde las leyes no son como son, sino como se interpretan o como dictan los que ostentan el poder, incluyendo el clero con sus muchos años de experiencia y antigüedad.